miércoles, 7 de septiembre de 2011

Pastel de Fresa con Mermelada de Chocolate


Pese a que su aspecto no esté muy logrado, es una de las mejores tartas que he probado, de sabor estaba buenísima.

Ingredientes:
Para el Bizcocho:
4 Cucharadas soperas de salvado de avena.
2 Cucharadas soperas de salvado de trigo.
1 Yogur Griego Desnatado Natural 0% MG.
Edulcorante en polvo.
1 Gota de Aroma de Vainilla.
Canela.
1 Sobre de Levadura en Polvo.
1 Sobre de Gasificante.

Para la crema:
1 Yogur Desnatado Griego Natural 0%MG.
Colorante Rojo.
1 o 2 Cucharadas de Infusión de Fresa y Nata.
3 Cucharadas soperas de Leche Desnatada en Polvo.
Edulcorante en Polvo.

Para la Mermelada/Almibar:
2 Bandas de Gelatina Neutra.
2 Vasos de Agua.
Té de Chocolate y Naranja.
Edulcorante en Pastillas para el Café.

Preparación:

Mermelada
Poner en un vaso de agua la gelatina a hidratar y, mientras, meter una taza de agua en el micro durante 1 minuto. Lo sacáis y ponéis el té (yo utilizo un colador especial para hacer tés). Cuando ya esté el agua impregnada del sabor del chocolate, echáis las pastillas de edulcorante y la gelatina escurrida. Removéis con una cucharilla para que se deshaga bien la gelatina. 

Así, calentita, se la iréis echando al bizcocho por encima, para que quede el sabor al chocolate, y para que cuando cuaje quede como un almibar dentro del bizcocho.

Hecho esto, meter el resto a la nevera 1 hora más o menos hasta que cuaje, y quede con la textura de la mermelada, que yo he utilizado para acompañar al Pastel.

Bizcocho:
Mezclar todos los ingredientes 
(con los huevos podéis separar las yemas de las claras, y las claras ponerlas a punto de nieve con una pizca de sal y después echarlo a la mezcla poco a poco, os quedará el bizcocho más esponjoso) y meterlo en el microondas durante 3 minutos a máxima potencia.

Sacarlo, dejarlo reposar un poco y desmoldarlo.
Ir echando por encima el almibar con una cucharilla (como os he comentado antes) y tenéis la opción de partir el bizcocho a la mitad y echar la mermelada (una capa gruesa) y después volver a cerrarlo. En mi caso no lo he hecho, el bizcocho ya estaba bastante jugoso.
Dejar enfriar.

Crema:
Mezclar todos los ingredientes hasta que os quede una crema de color rosa, y con una cuchara ir poniendo encima del bizcocho ya frío e ir extendiendo con un cuchillo, hasta que quede bien cubierto (en esto no he tenido mucha maña jeje). 
Meter en la nevera media hora más o menos, para que la crema espese (yo no he esperado ese tiempo, por eso no está tan cuajado el pastel).
Servir con una cucharada de mermelada.
¡Me he chupado los dedos!