domingo, 11 de septiembre de 2011

Batido de Vainilla y Caramelo

Otra forma de haceros un Batido, en este caso, yo he elegido uno de Vainilla y Caramelo, es la siguiente:

Ponéis a calentar leche en una taza durante 1 minuto en el micro a máxima potencia. Cuando lo saquéis, le ponéis una bolsita o colador de tés de la infusión o té que prefiráis (yo he elegido un Té Negro de Vainilla y Caramelo de la marca Lipton) hasta que coja el sabor del té o la infusión y le añadís edulcorante, da igual que sea líquido o en polvo. Y lo dejáis enfriar.

¡Está buenísimo! 
En este caso, sabía al Batido de Vainilla de siempre y sin ninguna caloría.

Esta es la foto de mi Batido:

NOTA: En este batido, le he echado un par de gotas de colorante amarillo para que coja un poco de color, pero es totalmente opcional, no cambia el sabor.